top of page

Juego

Updated: Jan 19, 2023

El medio escote del top deportivo muy pegado al cuerpo deja calcular la forma del cuerpo desnudo, el tamaño de unas tetas pequeñas, una copa b, posiblemente 32 b. Tetas pequeñas, no diminutas, lo suficientemente grandes para vencer la piel hasta caer un par de centímetros debajo de su base. Las tetas además son congruentes con el resto del cuerpo, un torso y unos hombros delgados y un abdomen plano, por contraste, agrandan un poco las tetas. El resto del cuerpo no se puede apreciar debido a la flexión de las piernas sobre la silla, pero no hay motivos para pensar que las proporciones de esa arquitectura corporal se descomponen debajo de la cintura. El rostro es quizá lo más afortunado, rostro ovalado, delgado con líneas muy finas en la quijada y la barbilla, nariz recta y delgada sin protuberancias ni accidentes, pómulos suaves formando un triángulo escaleno con el ángulo rama de la mandíbula. El pelo muy lacio, castaño medio, recogido en una coleta alta. Los brazos sin excesos de grasa ni atrofia muscular, tampoco musculosos ni con un tono muscular patente. Las manos dan ganas de tomarlas y acariciarlas mientras, con la boca, te aventuras en su boca. Dado que es posible imaginarla desnuda, es también inevitable. Solo falta imaginar si el vello púbico ha sido alterado, no es posible calcular las probabilidades, este es un detalle que hay que imaginar según las propias inclinaciones estéticas. Yo imagino un vello con alteraciones menores (únicamente las partes que no es posible mantener dentro de la bragas, erl llamado ‘bikini’), castaño oscuro, no muy rizado, levemente alaciado por la presión de las bragas. Un triángulo de vello acariciable con los dedos, la nariz, incluso los labios en su camino al clítoris.

Es un juego vivificante imaginarla desnuda junto a mí desnudo, tocándonos, entrelazándonos, mezclando nuestros fluidos, al tiempo que la observo tomando café, llevarse la taza a la boca, dar un trago, coger un panecillo de un plato, darle un mordisco en cuanto traga el café. Todo lo que hace esta mujer es absolutamente sensual, aunque no tenga ninguna intención de serlo.

2 views0 comments
bottom of page